Silicio orgánico: ¿para qué sirve y cómo ayuda al organismo?

silicio-organico-para-que-sirve

La sustancia de la que vamos a hablar hoy se revela como uno de los componentes más saludables a incluir en tu dieta. ¿Quieres saber por qué? Te contamos todo sobre el silicio orgánico, para qué sirve y en qué alimentos puedes consumirlo.

¿Qué es el silicio orgánico?

Es un mineral que se encuentra en nuestro organismo y es esencial para la formación de todos los tejidos: epidermis, músculos y huesos, uñas, tendones y cartílagos. También es un elemento fisiológico fundamental para la asimilación de fósforo, calcio, magnesio y vitamina D

Las personas con un déficit de este mineral presentan problemas en el desarrollo de los huesos, especialmente a partir de los 40 años, momento en el que disminuye su cantidad. Te contamos cómo consumir una dieta rica en silicio orgánico.

¿Qué alimentos contienen silicio orgánico?

El ser humano solo puede asimilarlo a través de plantas, microorganismos y alimentos concretos. 

Las fibras vegetales con granos de trigo, arroz y avena son ricas en silicio orgánico, además del azúcar de la remolacha o hierbas como la cola de caballo. Frutas y verduras como el aguacate, la fresa, la cebolla o el pepino también. El problema reside en que muchos alimentos pierden gran parte de este mineral al cocinarlos, motivo por el que siempre es mejor optar por un plan B.

¿Sabías que el bambú es rico en este mineral? O mejor aún: ¿que puedes consumirlo en un solo trago? El extracto de esta mítica planta japonesa se encuentra en la bebida GÔK, una refrescante propuesta rica en potasio, sin grasas ni aditivos químicos y con silicio orgánico. ¿Estás preparado para cuidarte?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:

Responsable: MUNDO GOK, S.L.U.

Fines del tratamiento: Moderación de comentarios

Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.